lunes, 28 de mayo de 2018

Receta de Tiramisú


Hoy te traigo la receta de mi tarta favorita de la infancia, el tiramisú. Es una receta sencilla pero con un resultado espectacular, para dejar con la boca abierta a todo aquel que la vea. Considero que es una receta de presentación muy versátil, pues podemos elaborar desde unos vasitos hasta un pastel de tamaño completo, ideal para celebraciones, o servirlo en bandeja.  Siempre me ha encantado el contraste del sabor delicado del mascarpone con el punto ligeramente amargo de un buen café.
Por otro lado, ahora que llegan unos meses bastante cálidos, apetecen postres frescos y con una elaboración prácticamente libre de horno. Si decidís utilizar bizcochos soletilla o Savoyardi ya comprados, os libraréis por completo del horno.

La receta procede de la Escuela Hofmann de Barcelona y, cómo no, está más que probada y es un auténtico éxito. Espero que os guste tanto como a mí. 

miércoles, 23 de mayo de 2018

Tarta de tres chocolates, la receta definitiva


Esta tarta de tres chocolates para mí es la definitiva y no puede faltar en ninguna casa. Al contrario de otras versiones (especialmente, la de cuajada no es para nada de mi agrado), esta no es nada empalagosa, sino suave, con una textura ideal. Con lo goloso que soy, me podría comer media tarta de una sentada, já, já. 

Os animo a probarla porque sé que os gustará. Si seguís las indicaciones al pie de la letra, el resultado será muy similar al que podéis observar sobre estas líneas, con la única variación de la decoración que escojáis. 
Es un postre versátil, pues podéis hacerlo en formato de pastel grande, en vasitos e incluso en formato individual. 

La fórmula de la receta sale de la Escuela Hofmann de Barcelona y, concretamente, yo aprendí a hacerla con Ester Roelas en su curso de tartas. 

martes, 26 de septiembre de 2017

Carrot cake con caramelo salado


Buenos días, doy inicio al Otoño, con una deliciosa Tarta de Zanahoria con un relleno de crema de queso y una cobertura de caramelo salado.

Esta tarta se ha convertido en una de mis tartas favoritas. Al bizcocho tierno, esponjoso y jugoso, por efecto de la zanahoria, que además hace que aguante varios días perfecto, se le suma una deliciosa crema de queso con bajo contenido en azúcar y una textura maravillosa, y la salsa de caramelo salado redondea la composición. ¿Qué os voy a decir de esta salsa? ¡Es una de las grandes maravillas que nos ha dado la pastelería! Combina perfectamente con chocolate, queso, frutos secos... Si no la conocéis todavía, tenéis que descubrirla cuanto antes, en serio... ;)

Como siempre me gusta citar mis fuentes, os diré que la receta del bizcocho es de Webos Fritos. Después de probar varias recetas, he optado por la de Su, pues se consigue un bizcocho estupendo con una carga de grasa razonable.

¡Vamos con la receta! ¿Me acompañáis?