miércoles, 23 de diciembre de 2015

Receta de Massini clásica o Tarta de San Marcos [CON VÍDEO]


¡Buenos noches a todos! Estoy encantado de poder volver después de dos meses con una receta que me encanta y con el entusiasmo de haber podido llevar a cabo una idea de entre todas las que durante un tiempo he venido pensando. Es, nada más y nada menos, que la apertura de mi canal de Youtube donde, siempre que pueda, colgaré un vídeo para acompañar mis recetas con todos los detalles para asegurar que la ejecución sea de 10. 

La primera receta a la que he decidido dedicarle un vídeo es esta Massini Clásica o Tarta de San Marcos que aprendí a realizar en el primer curso que hice con Ester Roelas, La cuinera: Tartas Deliciosas (clásicas). Mucho de mi aprendizaje en el último año acerca de la repostería se lo debo a ella, así que es una pena que haya decidido no dar continuidad a sus cursos.
El motivo de que haya decidido enseñaros a hacer esta tarta en el primer vídeo es porque la fotografía de la tarta entera ha sido la que más he gustado de mis fotografías en instagram, con 487 "likes". 

La massini es un pastel tradicional catalán que se ha extendido por toda España con el nombre de Tarta de San Marcos. Está formado por un bizcocho sencillo aromatizado con un licor, nata montada, una nata trufada y una crema de yema tostada.  Desde pequeño, he comido este pastel en mi cumpleaños y cuando me fui a Sevilla era habitual encontrarlo en las pastelerías, por lo que muchas veces era el que escogía cuando salía a merendar. Sin embargo, encontraba incoherente que me gustara más el pastel como lo preparaban en Andalucía que el de Terrassa (mi ciudad natal) por lo que aquí dejé de tomarlo tan menudo. Entonces, cuando Ester nos lo enseñó a hacer en el curso, volví a reconciliarme con él...

Os aseguro que la nata trufada que lleva es la más deliciosa que he probado, del mismo modo que la yema, que con ese toque caramelizado que tiene te lleva al cielo. Además, no es un pastel nada empalagoso  y acompañado con fruta –como estas fresas y frambuesas rellenas de coulis de fresa que le puse– queda aún mejor, más fresco. 

Os dejo con el desglose de los utensilios, ingredientes, preparación y trucos necesarios y ¡con el vídeo!:

martes, 10 de noviembre de 2015

Receta de cazón en adobo


¡Hola a todos!

Después de tres semanas de recuperación, creo que ya es hora de regresar con una de las recetas que dejé preparada antes de la operación. Es una receta que guarda una gran relación con los inicios del blog: de cocina y tradición andaluza. 

El cazón en adobo es una tapa típica en Andalucía. Es un plato delicioso y muy sencillo de hacer. El adobo del pescado le aporta muchísima jugosidad a un pescado que cocinado de otra forma puede quedar un poco seco. Como en el resto de mis entradas de cocina, que no de repostería, la foto es mía pero la receta y los conocimientos son de mi madre. Espero que os guste. 

¡Vamos allá! 



domingo, 18 de octubre de 2015

Panna cotta de tres chocolates en copa con naranja y caramelo



¡Buenas noches! 

Por fin os traigo la receta de estas copas, cuya foto ha sido la que más ha gustado hasta ahora en las redes sociales en las que está Dulcerías con Sorpresa. Muchísimos "me gusta" en Facebook y 215 en Instagram. Os mando un saludo a todos desde aquí. Muchísimas gracias. Una de las cosas por las que me gusta tanto este oficio es por hacer feliz a la gente y espero que el sabor de este postre os guste tanto como la foto. 

La idea de este postre surgió casi por casualidad, no lo tenía planeado. Tenía en la nevera nata reservada de otra preparación y tenía que darle uso antes de que se pusiera mala, así que pensé en hacer una panna cotta, que nunca había probado y sabía que era fácil de hacer. Mientras buscaba una receta interesante, pensé en añadirle algo que le aportara un toque distinto por si acababa publicándola aquí. Al final, cogí recetas de aquí y allá, modificando lo que me interesaba y salió un postre muy rico y con una combinación de texturas muy interesante que además es fácil de hacer, aunque es un poco laborioso (más por los tiempos de enfriado que por las técnicas empleadas). 

Antes de pasar a la receta, os comento que me temo que voy a tener que estar un tiempo desaparecido, de nuevo, porque el miércoles me operan por tercera vez de la espalda. Si todo sale bien y me arreglan de una vez, tengo muchas ideas y recetas pensadas para el blog. Intentaré dejar algo preparado antes del miércoles para no tener esto del todo abandonado.

¡Vamos con la receta!

martes, 13 de octubre de 2015

Receta de tejas de chocolate



¡Buenos tardes! 

Hoy os traigo la última entrada antes de las copas. Las tejas de chocolate son otro básico que podéis usar para acompañar muchísimas recetas. Son muy fáciles de hacer y tienen un agradable sabor a medio camino entre el caramelo y el chocolate, debido a la caramelización de los azúcares en el horno. 

Quizá tendréis menos a mano dos de los ingredientes que tiene, la pectina NH y la glucosa. Ambos sirven para dar textura (elástica primero y crujiente tras el horneado) y preservarla durante más tiempo. Gracias a esos ingredientes, no se trata de las típicas tejas que se reblandecen rápidamente en contacto con la humedad. Además, podéis encontrarlos fácilmente en vuestra tienda de repostería habitual, sobre todo la glucosa.

Tanto la pectina como la glucosa las podéis encontrar aquí. y aquí. Ambos ingredientes los usaré en próximas recetas y podéis encontrar varias en otras páginas que los usan, así que no es una mala inversión. Mientras que la glucosa es un tipo de azúcar que sirve para dar elasticidad a las mezclas (glaseados, mousses) y mejorar su conservación, la pectina aporta sobre todo textura (se utiliza para elaborar mermeladas de fruta). 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Coulis de fruta. Qué es y cómo se hace.


¡Hola de nuevo! 

Vuelvo con una nueva entrada dentro de técnicas de decoración y un cambio de imagen del blog y el logotipo (he intentado darle un toque más moderno y sofisticado que representa la nueva línea que quiero seguir –ya os contaré más sobre esto). 

Esta es la primera de las tres entradas que he preparado para traeros la receta completa y detallada de unas copas muy vistosas y elegantes que preparé el sábado pasado para el postre. Podéis echarles un primer vistazo en el nuevo logo del blog (en la foto de cabecera) o en la página de Facebook del blog o Instagram. Como será una receta con 4 preparaciones, dos de las cuales (este coulis y la próxima receta) se pueden combinar con numerosos platos como decoración y aportando además un punto extra de sabor –de hecho, en próximas recetas incluiré tanto el coulis como la otra preparación–, he preferido conformar tres entradas a partir de ella. 

¿Qué es un coulis? 


El coulis de fruta es una salsa ligera que sirve para acompañar muchos platos, ya sean dulces o salados y aportarles un punto extra de sabor y el frescor característico de la fruta. Además, es una forma fantástica de introducir la fruta en la dieta de los niños de una manera un poco distinta y muy divertida. Podéis usarlo para acompañar un postre, como las copas que os traeré, rellenar unos cupcakes, servir junto a un trozo de tarta, con una buena carne a la brasa o junto al aliño de una ensalada. Además, como la cantidad de azúcar no ha de ser muy exagerada, no tiene muchas calorías 
(dependiendo de la fruta, claro) pero si muchas vitaminas. 

Además de la receta, os dejo dos fotos para que veáis una forma de emplearlo (además de cómo lo incorporé a las copas de las que os he hablado). 

Espero que os guste. Es muy fácil de hacer y da mucho juego, así que espero que si no lo conociais de antes, a partir de ahora lo utilicéis. 

jueves, 20 de agosto de 2015

Receta de snickerdoodles (galletas tiernas de canela)


¡Buenos días! Estas galletas que os traigo hoy son unas de mis favoritas, junto a estas otras. Tienen un ligero  sabor a canela que combina perfectamente con un buen café a media mañana, un chocolate a la taza, un batido, o lo que más os guste. 
Es una receta sencilla y como resultado tendréis unas galletas muy agradables al paladar, con una textura a medio camino entre un bizcocho y una galleta y un sabor suave, delicado y no demasiado dulce. 
Sobre su origen, la opinión más generalizada, e incluida en el libro "The Joy of Cooking", es que este es germano y su peculiar nombre no sería sino la adaptación de la palabra alemana Schneckennudeln (el apelativo alemán de los cinnamon rolls). Sin embargo, algunos opinan que el nombre no tendría un significado definido y que derivaría de una tradición originaria de Nueva Inglaterra consistente en la denominación de diferentes tipos de galletas con nombres graciosos. 
Bueno, ¿nos ponemos ya en faena? Pues ahí va la receta. 

jueves, 9 de julio de 2015

Nougatine o guirlache de almendras y sésamo

Así es como decoré la tarta de Tres Chocolates del curso con LaCuinera. Discos de nougatine, flores de azúcar y nougatine picado en los bordes.


ANTES DE EMPEZAR... 
Quiero hablaros un poco del porqué de mi ausencia estos meses. Lo he ido contando en las redes sociales, pero para los que no me sigáis todavía, os lo digo por aquí. El 27 de marzo me operaron de una hernia discal. Es la segunda operación por la que he pasado debido a la hernia y esta vez fue para limpiarme una fibrosis que se me había formado en la primera operación –y que me había pinzado el nervio ciático– y ponerme una placa. Al ser una operación delicada, necesita mucho tiempo de reposo, de ahí tanto tiempo sin publicar en el blog, porque no he cocinado nada y tampoco podía ponerme a hacer fotos para enseñaros alguna nueva receta de cocina de mi madre, puesto que cuando cojo la cámara acabo molido. Hacer una fotografía más o menos decente requiere tiempo y esfuerzo, pues no me gusta hacerlas con prisa.  Todavía no estoy recuperado del todo, pero a partir de hoy voy a intentar actualizar el blog más a menudo. 

Tengo muchas recetas e ideas pensadas. Una de las ideas que se remonta a mis inicios en la pastelería es la de crear un lugar donde compartir Técnicas de Decoración. ¡Hoy la inauguro con esta receta! Podréis encontrarla arriba en la barra de secciones, entre "Recetario" y "Contacto" En esta última podéis  contactar conmigo a través de un formulario para preguntarme dudas sobre alguna receta o alguna sugerencia sobre qué os gustaría ver mejorado o incorporado en el blog: 
 Se trata de compartir una serie de recetas que os sirvan para decorar cualquier cupcake, tarta, entremet... con unas decoraciones originales, modernas y cuya preparación es difícil de encontrar –no sé si os pasa a vosotros/as, pero yo normalmente veo en Instagram o en libros decoraciones muy vistosas que no vienen explicadas. 

Hoy os traigo la receta de la nougatine. Es una decoración que hice para la tercera tarta del curso de La Cuinera Tartas Deliciosas. Como con esta calor es bastante difícil atemperar chocolate, quise ponerle alguna decoración relativamente fácil de conservar. La podéis servir sola, acompañando algún dulce...
Es importante que leáis bien los pasos y los consejos. Os traigo también información sobre cómo conservarlos y algunas variaciones. Es un poco larga pero espero que no se os haga pesado; no he querido dejar nada en el tintero. 


jueves, 26 de febrero de 2015

Bizcocho rústico de vainilla (receta fácil)



A partir de varias recetas que he publicado hasta ahora, imagino que os habéis hecho una idea de lo que me gustan las cosas de tradición, y encontrar la forma de que cohabiten con la innovación. Hace unos días os traje unos cupcakes (sin duda, unos dulces de carácter americano). Hoy, sin embargo, os traigo una receta de esas que se hacen en un momento y están igualmente deliciosas de comer.

Este bizcocho lo podría haber preparado perfectamente cualquiera de nuestras abuelas y haberlo servido junto a un vaso humeante de leche al cacao y una onza de chocolate. Quizá soy demasiado joven para conocer del todo la tradición, pero recuerdo con singular complacencia las meriendas que me preparaba mi madre de vez en cuando. Hacía el típico bizcocho de yogur de limón y mi hermano y yo nos lo comíamos encantado. Hoy he querido recordar una de esas tardes, pero con un bizcocho diferente que aglutine de alguna forma el núcleo de cualquier bizcocho junto al anexo de lo que he aprendido a través de mis peripecias en este mundo tan dulce.

He sustituido el yogur de la receta original por crema agria o "creme frêche", que podéis encontrar en cualquier supermercado y sin duda aporta un punto extra de jugosidad al bizcocho. Además de la ralladura del limón, también he añadido un poco de vainilla, pero lo podéis cambiar por el extracto que prefiráis e incluso podéis añadirle pepitas de chocolate que al ser la masa tan espesa se repartirán perfectamente.

¿Os apetece un trozo de tierna y deliciosa tradición? Pues coged el delantal, los pocos ingredientes que debajo os indico, unas varillas y un bol y a batir con cariño y buen humor.







                                                  
                                                                                                                                                                                           

INGREDIENTES 


  • 3 huevos XL (fríos)
  • 125 gramos de crema agria (fría)
  • 125 gr de azúcar blanquilla
  • 125 gr de azúcar moreno
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 60 ml de leche entera (fría) 
  • la ralladura de 2 limones
  • 1 cucharadita y media de vainilla en pasta o extracto de vainilla
  • 375 gr de harina normal. 
  • 10 gr de levadura química

UTENSILIOS


  • 1 bol amplio
  • 1 batidor de varillas manual 
  • 1 tamiz o cedazo
  • Cucharas medidoras 
  • 1 rallador 
  • 1 molde de aluminio alto de unos 18 a 20 cm.

 PREPARACIÓN:


Engrasamos el molde del bizcocho con spray especial desmoldable o con aceite de oliva.

1.    Preparamos los ingredientes:

  1. Mezclamos la harina con la levadura y las tamizamos. 
  2. Rallamos los limones y mezclamos la ralladura con el azúcar. Dejamos reposar unos 10 minutos. 
2.   Mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura de limón, la leche, la vainilla y la crema agria hasta que todos los ingredientes se integren y no hayan grumos.

3.  Añadimos la harina y la levadura de un golpe y mezclamos con un batidor de varillas manual. Removemos enérgica y constantemente hasta que no quede ni un grumo y quede una consistencia espesa.

4.     Ponemos a precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y metemos la masa del bizcocho en la nevera, mientras tanto. 

5.      Cuando el horno alcance la temperatura correcta, vertemos la masa fría en el molde engrasado y lo colocamos sobre una rejilla a media altura. 

6.     Horneamos de 50 a 60 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. No abráis el horno hasta que pasen al menos los 30 primeros minutos.

7.  Una vez el bizcocho esté hecho, lo sacamos y lo dejamos templar 10 minutos en el molde. Después, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente. Rociamos su superficie con azúcar glas y servimos solo o acompañado de lo que más os guste.

PASO A PASO





Receta adaptada de: blog de Megasilvita


Espero que os haya gustado. 

Un beso,




sábado, 21 de febrero de 2015

Cupcakes de limón, crema de queso y frambuesa




Hoy os traigo unos cupcakes muy refrescantes. Tienen un intenso aroma a limón y el contraste del dulzor de la crema de queso (aunque no es demasiado dulce) con la acidez de la frambuesa resulta en una explosión de sabor exquisito. Además, es indispensable que utilicéis buttermilk  o suero de mantequilla en lugar de leche (abajo os explico cómo podéis hacerlo, si no lo encontráis), que suele estar en algunos Lidl. 

Hace mucho que quería traeros esta receta, pues desde que la probé el año pasado con la tarta que le hice a mi madre, se convirtieron sin duda en unos de mis favoritos, capaces de rivalizar con los red velvet. De hecho, he utilizado esta receta como base para otros bizcochos, sustituyendo la ralladura de limón por algún extracto o parte de la harina por cacao en polvo. 


Os recomiendo que utilicéis frambuesas frescas para coronar vuestros cupcakes y aportar un toque especial al sabor, más ácido que la mermelada, si tenéis acceso a ella.


viernes, 13 de febrero de 2015

Receta de samosas de chocolate, coco y plátano


Fuente: Repostería, Christophe Felder

Antes de introducir la receta, quiero comunicaros que la publicación de recetas va a seguir siendo irregular durante un tiempo. Como algunos de mis más asiduos seguidores habréis notado, desde el mes de noviembre he venido publicando pocas recetas al mes y no dos cada semana como venía siendo habitual. Como también algunos sabéis, esto se debe a mi estado de salud, pues no me encuentro lo suficientemente bien para hacer gran variedad de recetas con un nivel de autoexigencia satisfactorio. Por eso, prefiero publicar pocas pero bien hechas. Sin embargo, espero pasar pronto por quirófano y que la recuperación sea lo más rápida posible, para volver a estar por aquí con más frecuencia. 

Hoy os traigo una receta que destaca por su sencillez y por la acertada combinación de chocolate con coco y plátano, que le otorgan un sabor poco convencional pero bastante agradable. 

Una vez tengáis hecho el relleno, que se hace en un periquete, solo os quedará cogerle el punto al montaje de la samosa, los triángulos de masa brick o pasta filo. Para que os sea lo más fácil posible, acompaño las indicaciones escritas con fotos paso a paso.

Poneos el delantal, preparad los ingredientes, coged un bol y una espátula y a disfrutar de un aperitivo dulce sencillo y casero. 


lunes, 19 de enero de 2015

Tarta de queso japonesa


El jueves pasado fue el cumpleaños de mi madre y tenía en mente hacer un layer cake (tarta de capas) con una combinación de sabores muy armoniosa. Sin embargo, y como va siendo habitual, no pude hacerlo porque no me encontraba muy bien, así que tuve que cambiar mis planes. Tuve que pensar en algo sencillo y recordé que una de las cosas que más le gusta a mi madre es la tarta de queso. Al fin y al cabo es de gustos sencillos, pero no podía ceñirme simplemente a una tarta de queso básica. Me he dado cuenta a que rara vez no siento la imperiosa necesidad de retarme a mi mismo y esta vez no iba a ser distinto.

 Hacía tiempo que había leído que la tarta de queso japonesa tiene una textura muy peculiar que combina de forma excepcional la textura de un tierno bizcocho, la de una tarta de queso y la de un solfee, una combinación sin duda maravillosa. No obstante, un fallo en el montado de las claras o un batido excesivo de la crema de queso para untar y todo se iba al traste. No sin cierto nerviosismo  -pues no puedo permitirme hacer varias pruebas- me dispuse a hacerlo. Afortunadamente, el resultado fue satisfactorio y le di mi toque personal espolvoreando cada mini tarta con un poco de ralladura de cítricos, que a mi madre le encanta. 

Daría paso ya a la receta, pero antes debo pediros disculpas. Tenía pensado acompañar esta receta de mi primer vídeo tutoría, pero no sería honesto si lo hubiera subido, ya que no se ceñía a los criterios de calidad que busco en cada cosa que hago. Mi casa es muy poco luminosa y la calidad del vídeo se vio mermada. Espero poder solucionarlo pronto y poder traeros los vídeos que tengo en mente. 
Pese a todo, espero que os guste esta receta. Si tenéis cualquier duda, no dudéis en comunicármela. Podéis dejarme vuestras dudas tanto en los comentarios como haciéndomelos llegar a través del formulario de contacto que podéis encontrar en la pestaña "Contacto". 



lunes, 12 de enero de 2015

Carrillada al Pedro Ximénez



12/01/2015 (actualización): Hacía tiempo que quería cambiar la fotografía que encabezaba esta receta, pues la anterior no le hacía justicia en absoluto al plato. Espero que esta os guste mucho más.


Durante toda mi vida he disfrutado de la comida que preparaba mi madre, que había aprendido a cocinar, a su vez, de su madre. Toda mi familia es cordobesa y quiero compartir con vosotros algunas de las recetas que han dejado una huella imborrable en mi paladar y espero que en el vuestro también lo hagan a partir de ahora. Durante los meses que llevo con el blog ya he publicado varias y hoy os traigo la reedición de esta que publiqué hace un tiempo. 

Como he dicho, esta comida siempre ha formado parte de mi menú de día a día y, como ya conocéis mis reticencias a mantener una dieta por mucho tiempo, siempre iba acompañada de un buen postre doble. Cuando después de pasar en Terrassa nueve años, me marché a vivir a Sevilla debido a un cambio en el trabajo de mi padre, mi familia descubrió un mundo de sabores cuyo potencial ayudó a perfeccionar las recetas ya de por sí deliciosas y típicamente andaluzas que preparaba mi madre. Hoy en día, cuando hace ya 5 años que volví a Terrassa,  cada año viajo a Andalucía, debido a un deseo constante de no dejar escapar mis raíces, y allí descubro nuevos platos con los que disfruto muchísimo. La receta que os traigo hoy contiene un poco de mi última visita a Sevilla hace dos semanas. 

La carrillada es una carne extra melosa y deliciosa que proviene del cerdo y cuya variante ibérica es difícil encontrar en Cataluña. Sin embargo, en su variante no ibérica también es maravillosa. Me atrevería a decir que poca carne habéis probado con una textura igual. La descubrimos en Andalucía, en las tapas que cada fin de semana degustábamos en los típicos bares andaluces. Desde el primer bocado, la curiosidad llevó a mi madre a preguntar en una carnicería cercana a casa cuál es el mejor modo de cocinar esta carne. Desde entonces, la cocinaba frecuentemente y en nuestra casa siempre tuvo un gran éxito. No obstante, en mi última visita a Sevilla probé una variante un tanto distinta de la receta, que consiste principalmente en sustituir el vino blanco por vino dulce de Pedro Ximénez. 

Sé que estaréis deseosos de descubrir como prepararla, así que sin entreteneros más
doy paso a la receta:

viernes, 9 de enero de 2015

Receta de roscón de reyes


Fuente: La cuinera

¡Feliz año a todos y todas!

La receta es de uno de los principales blogs que visito: La cuinera. No me pierdo ni una sola entrada de Ester, que es así como se llama la cocinera y el mes pasado hice un curso de repostería online que leva su sello. Todavía no he hecho todas las tartas del curso, pero las que hice estaban deliciosas. No había hecho nunca un roscón de reyes, así que necesitaba una receta de confianza para que me quedara lo mejor posible. Os dejo arriba el link de su página para que podáis ver tanto sus recetas como la información sobre sus cursos de cocina y repostería. 

Se qué el día de reyes ya ha pasado y seguramente no tendréis muchas ganas de hacer preparaciones muy laboriosas, después del ajetreo de las navidades, pero aún y sabiendo esto no podía dejar que los que todavía no conocéis el blog de La Cuinera dejaráis de conocer esta receta, porque es uno de los mejores roscones que he probado y además no lleva masa madre, por lo que el tiempo de preparación disminuye bastante. 

La masa es tierna y aromática, con el toque a cítricos tan característico de este tradicional postre como digno protagonista. La receta original lleva ron, pero me he tomado la libertad de cambiarlo por agua de azahar ya que me encanta el toque que le da al roscón y me trae muchos recuerdos. Además, también he cambiado el relleno. Mientras Ester lo rellena de mazapán, yo he utilizado nata, que es lo que más gusta en casa y en lugar de fruta escarchada he utilizado azúcar bolado, almendra laminada y guindas. 

No os voy a negar que la receta es entretenida, pues hay que vigilar la consistencia de la masa y tener cuidado de no pasarnos de amasado para no sobrecalentarla, cosa que arruinaría el resultado final. Sin embargo, si tenéis una amasadora o una batidora de varillas con accesorio para pan y otras masas con harina de fuerza la dificultad no es tan grande. Si no tenéis ninguna de las dos, os dejo el link a un vídeo muy bueno que explica cómo amasar a mano. No dejéis de verlo, pues el amasado es muy muy importante para que la masa os quede perfecta. 

También os dejo el enlace al vídeo de La Cuinera, muy visual y explicado de maravilla. 

viernes, 2 de enero de 2015

Pierna de cordero asada a la cerveza


Antes de nada, ¡Feliz año y felices fiestas a todos!

He vuelto por Año Nuevo. No sé cómo empezar después de un mes fuera, aunque sea porque he estado enfermo. Quería volver con una receta típica de navidad y como no he podido prepararos ningún turrón ni dulce típico de Navidad os traigo este cordero que prepara mi madre cada Noche Buena.

La mezcla de la carne de cordero, de calidad, con el jugo de cerveza es deliciosa. El amargor de la cerveza le aporta un toque muy especial al cordero. Personalmente, no soporto la cerveza, pero esta receta siempre me ha gustado, pues considero que en este caso la cerveza le sienta mejor al cordero que el vino.

Es importante que hagáis caso de los tiempos que os indico y que antes de asar la carne en el horno, la pongáis a cocer en una olla a presión o, en su defecto, en una olla al uso (en este caso tardará más en hacerse). También es importante que escojáis, en la medida en que os sea posible, un cordero de calidad.