domingo, 18 de octubre de 2015

Panna cotta de tres chocolates en copa con naranja y caramelo



¡Buenas noches! 

Por fin os traigo la receta de estas copas, cuya foto ha sido la que más ha gustado hasta ahora en las redes sociales en las que está Dulcerías con Sorpresa. Muchísimos "me gusta" en Facebook y 215 en Instagram. Os mando un saludo a todos desde aquí. Muchísimas gracias. Una de las cosas por las que me gusta tanto este oficio es por hacer feliz a la gente y espero que el sabor de este postre os guste tanto como la foto. 

La idea de este postre surgió casi por casualidad, no lo tenía planeado. Tenía en la nevera nata reservada de otra preparación y tenía que darle uso antes de que se pusiera mala, así que pensé en hacer una panna cotta, que nunca había probado y sabía que era fácil de hacer. Mientras buscaba una receta interesante, pensé en añadirle algo que le aportara un toque distinto por si acababa publicándola aquí. Al final, cogí recetas de aquí y allá, modificando lo que me interesaba y salió un postre muy rico y con una combinación de texturas muy interesante que además es fácil de hacer, aunque es un poco laborioso (más por los tiempos de enfriado que por las técnicas empleadas). 

Antes de pasar a la receta, os comento que me temo que voy a tener que estar un tiempo desaparecido, de nuevo, porque el miércoles me operan por tercera vez de la espalda. Si todo sale bien y me arreglan de una vez, tengo muchas ideas y recetas pensadas para el blog. Intentaré dejar algo preparado antes del miércoles para no tener esto del todo abandonado.

¡Vamos con la receta!

martes, 13 de octubre de 2015

Receta de tejas de chocolate



¡Buenos tardes! 

Hoy os traigo la última entrada antes de las copas. Las tejas de chocolate son otro básico que podéis usar para acompañar muchísimas recetas. Son muy fáciles de hacer y tienen un agradable sabor a medio camino entre el caramelo y el chocolate, debido a la caramelización de los azúcares en el horno. 

Quizá tendréis menos a mano dos de los ingredientes que tiene, la pectina NH y la glucosa. Ambos sirven para dar textura (elástica primero y crujiente tras el horneado) y preservarla durante más tiempo. Gracias a esos ingredientes, no se trata de las típicas tejas que se reblandecen rápidamente en contacto con la humedad. Además, podéis encontrarlos fácilmente en vuestra tienda de repostería habitual, sobre todo la glucosa.

Tanto la pectina como la glucosa las podéis encontrar aquí. y aquí. Ambos ingredientes los usaré en próximas recetas y podéis encontrar varias en otras páginas que los usan, así que no es una mala inversión. Mientras que la glucosa es un tipo de azúcar que sirve para dar elasticidad a las mezclas (glaseados, mousses) y mejorar su conservación, la pectina aporta sobre todo textura (se utiliza para elaborar mermeladas de fruta). 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Coulis de fruta. Qué es y cómo se hace.


¡Hola de nuevo! 

Vuelvo con una nueva entrada dentro de técnicas de decoración y un cambio de imagen del blog y el logotipo (he intentado darle un toque más moderno y sofisticado que representa la nueva línea que quiero seguir –ya os contaré más sobre esto). 

Esta es la primera de las tres entradas que he preparado para traeros la receta completa y detallada de unas copas muy vistosas y elegantes que preparé el sábado pasado para el postre. Podéis echarles un primer vistazo en el nuevo logo del blog (en la foto de cabecera) o en la página de Facebook del blog o Instagram. Como será una receta con 4 preparaciones, dos de las cuales (este coulis y la próxima receta) se pueden combinar con numerosos platos como decoración y aportando además un punto extra de sabor –de hecho, en próximas recetas incluiré tanto el coulis como la otra preparación–, he preferido conformar tres entradas a partir de ella. 

¿Qué es un coulis? 


El coulis de fruta es una salsa ligera que sirve para acompañar muchos platos, ya sean dulces o salados y aportarles un punto extra de sabor y el frescor característico de la fruta. Además, es una forma fantástica de introducir la fruta en la dieta de los niños de una manera un poco distinta y muy divertida. Podéis usarlo para acompañar un postre, como las copas que os traeré, rellenar unos cupcakes, servir junto a un trozo de tarta, con una buena carne a la brasa o junto al aliño de una ensalada. Además, como la cantidad de azúcar no ha de ser muy exagerada, no tiene muchas calorías 
(dependiendo de la fruta, claro) pero si muchas vitaminas. 

Además de la receta, os dejo dos fotos para que veáis una forma de emplearlo (además de cómo lo incorporé a las copas de las que os he hablado). 

Espero que os guste. Es muy fácil de hacer y da mucho juego, así que espero que si no lo conociais de antes, a partir de ahora lo utilicéis.