Ayúdame a mantener el blog, haciendo clic en los anuncios.

Buscador / Search

martes, 10 de noviembre de 2015

Receta de cazón en adobo


¡Hola a todos!

Después de tres semanas de recuperación, creo que ya es hora de regresar con una de las recetas que dejé preparada antes de la operación. Es una receta que guarda una gran relación con los inicios del blog: de cocina y tradición andaluza. 

El cazón en adobo es una tapa típica en Andalucía. Es un plato delicioso y muy sencillo de hacer. El adobo del pescado le aporta muchísima jugosidad a un pescado que cocinado de otra forma puede quedar un poco seco. Como en el resto de mis entradas de cocina, que no de repostería, la foto es mía pero la receta y los conocimientos son de mi madre. Espero que os guste. 

¡Vamos allá! 





  • Tiempo de preparación: cuantos más días esté el pescado en adobo, mejor (sin pasarnos, claro). Nosotros lo tuvimos 3 días y quedó súper jugoso y aromático. 
  • Cantidad: para unas 4/5 personas. 

Ingredientes:

  • 1kg de cazón en adobo
  • 1 hoja de laurel
  • 4 hojas picados
  • 1 cucharada sopera de orégano
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino 
  • Vinagre y agua a partes iguales: la suficiente cantidad para cubrir el cazón
  • Sal al gusto
  • Harina especial para pescado para rebozar
Edito: "Añado el comino, que me había olvidado de incluirlo y siempre se lo echamos. Gracias a Cuca por recordármelo". 

Preparación: 

  1. Juntamos todos los ingredientes del adobo con el pescado en un tupper o bol profundos. Mezclamos bien para que quede todo bien integrado y las especias bien repartidas. 
  2. Dejamos en adobo de 1 a 4 días. Cuanto más tiempo esté el pescado en adobo, más sabor y jugosidad cogerá. 
  3. Pasado el tiempo necesario, escurrimos el pescado en un colador. 
  4. Ahora procedemos a rebozar. Llenamos una bolsa con harina especial para rebozar pescado. Mi madre usa una harina que compra en la pescadería pero la que comercializa Santa Rita también sirve. Introducimos el pescado en la bolsa junto con la harina y la cerramos. Sacudimos hasta que todo el pescado quede bien cubierto de harina. 
  5. Cubrimos una sartén con cuatro dedos de aceite de oliva.
  6. Esperamos hasta que el aceite esté caliente pero sin que llegue a humear y freímos ligeramente el pescado, hasta que adquiera un ligero tono dorado, pero sin pasarnos, justo lo suficiente para que quede cocinado pero jugoso. Recordad que ha estado muchas horas en adobo, que es un tipo de cocción, aunque mucho menos invasivo, por lo que solo necesita freírse ligeramente. 
  7. Escurrimos en papel absorbente y servimos. Nosotros lo servimos en canutos de papel, como lo sirven en las freidurías andaluzas. Lo acompañamos con lo que más nos guste. Como tapa, lo servimos acompañado de chips de patata, por ejemplo. 

Consejo de Adrián:  

  • Os recomiendo servirlo en un canuto de papel encerado, puesto que así se sirve en las freidurías de Sevilla. Sirve tanto como entrante o aperitivo como a modo de tapa para la cena. 

Variaciones: 

  • Este tipo de adobo se puede utilizar con cualquier pescado, como con los boquerones, por ejemplo. 

Conservación: 

  • Se conserva muy bien en adobo durante aproximadamente 5 días. Fuera del adobo, lo guardamos como mucho dos días dentro de un tupper. Es mejor guardarlo sin rebozar y rebozar justo antes de freírlo. No os recomiendo guardarlo mucho tiempo frito. 






Fuente: receta de Loli Solano Páez (mi madre)


Gracias por pasaros a echarle un vistazo a la receta de hoy. Si la hacéis y os gusta, me agradaría que me dejarais un comentario y/o la compartierais.

Hasta pronto,


13 comentarios:

  1. Que rico en casa nos gusta mucho yo lo hago igual , espero que este mejor saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Inma! Sin duda es un básico delicioso que forma parte de la gran tradición gastronómica de este país.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola Adrían,soy Victoria E de el blog "cocinandoconmandil.blogspot.com.es"y megustaría quedarme por tu blog como seguidora ,pero me puedes decir el enlace de tu blog?
    Me encantaría que pudiéramos compartir nuestras recetas e ideas.
    En primer lugar me alegro de tu recuperación y en segundo menudo adobo bueno que nos has traido.
    En casa solemos pedir bastante el adobo......pero como dices no todos están buenos algunos es sencillamente solo vinagre......me apunto el tuyo
    Feliz semana y Bss

    ResponderEliminar
  3. Mira que está rico!! En casa se come a veces porque en Granada se come bastante y es un plato bien bueno
    aunque tampoco somnos muy de fritos la verdad jajajaj
    ¿como estás? ¿vas a mejor o qué?
    Un beesote enorme

    ResponderEliminar
  4. deliciosa receta que me remonta a mi niñez en mi pueblo sentada con mis padres comiendo pescaito frito y por supuesto el cazon en adobo...me gusta muchisimo y no lo he hecho nunca pero con lo facil que lo explicas lo voy a hacer un dia de estos..un besote adrian y me alegro que estes mejor

    ResponderEliminar
  5. Hola Adrián, como lo prometido es deuda, aquí me tienes sentada al pie de cañón, vigilando el chiringuito, como te dije en tu post de "despedida preoperatoria".
    Bueno, dile a tu madre que lo ha "bordao", como diríamos aquí en Sevilla, que este adobo, no se lo salta un galgo, de lo rico que tiene que estar, y no digo ná del olorcito que tiene que tener, tan solo de pensarlo, la boca se me hace agua.
    El cazón en adobo, también llamado en Sevilla, Bienmesabe, es todo un emblema de la cocina andaluza, se come durante todo el año, pero lo ideal, y que todo el que se precie de ser un buen sevillano, lo hace, es comerlo en El Postigo, viendo pasar las cofradías de Semana Santa.
    Un buen cartucho de adobo con una "rubia espumosa" bien fresquita, ¡¡¡para perder el sentío!!!
    Besos, y espero que te encuentres mejor.

    ResponderEliminar
  6. Riquísimo! Madre mía que pinta, acabo de cenar pero no me importaría hacerlo otra vez. ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
  7. Adrián me alegro mucho de tenerte ya de vuelta. Esperaba que estuvieras más tiempo alejado del blog así que me ha encantado ver que ya habías publicado, lo que quiere decir que la operación y la recuperación han ido perfectamente y te encuentras con ganas de retomar las viejas y sanas costumbres ¿verdad?

    El cazón en adobo me encanta y desde que aprendí a hacerlo en casa lo tomamos a menudo ¡y además lo hago en grandes cantidades porque mi padre "requiere" su parte! La única diferencia con la receta de tu madre es que yo machaco en mortero los ajos con el laurel y las especias en lugar de poner los ajos picados y que además le pongo un poquito de comino molido.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Me parece delicioso de esta manera cocinado, por cierto me alegro mucho que ya estés recuperado y de vuelta, te espero por mi cocina.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Bien rico que está!! el tuyo se ve fantastico!! Me alegro que ya estés mas recuperado. Bs.

    ResponderEliminar
  10. Una receta deliciosa amigo mío, mis felicitaciones me encanta.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  11. Mi querido Adrian, antes de nada decirte que espero que cada dia estes mejor, y que esa recuperacion valla lo mas rapida posible, por que se que eres feliz haciendo estas ricas recetasm como este cazon que tiene que estar de muerte, asi que cuidate mucho, y mas que nada y lo mas importante ten mucho animo, que veras como antes de que te des cuenta, esta ya bien del todo y cogiendo la rutina de tu blog, Mil besicos y aqui me tienes para cuanto necesites

    ResponderEliminar
  12. Mi querido amigo vuelvo por aqui para desearte todo lo mejor de esta mundo esta Navidad y todo el año nuevo que ya esta detras de la esquina, espero que estes mejor de tu espalda, a ver si ya te pones del todo bien, y veo publicadas tus maravillosas recetas que sabes que me encantan. Mil besicos tesoro y cuidate todo lo que puedas, aqui me tienes para lo que haga falta

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejases tu comentario. En él puedes decirme si te ha gustado mi entrada o no y por qué, qué nuevas recetas te gustaría que preparase, dudas, preguntas e incluso malas críticas... siempre de forma constructiva. Leo todos vuestros comentarios e intento contestaros tan pronto como me es posible.