miércoles, 11 de mayo de 2016

Receta de Bacalao con tomate



¡Hola de nuevo!

Esta semana, quiero retomar el apartado de recetas de cocina tradicional de mi madre andaluza, influenciadas en gran parte por la tradición andaluza y que son herencia, a su vez, de su madre, mi abuela.

Os traigo una receta muy sencilla pero deliciosa: bacalao con un tomate frito casero insuperable, una de mis recetas favoritas desde niño. De algún modo, esta receta me retrotrae a otra época, donde ni yo mismo había nacido, cuando una receta sencilla hecha con mucho cariño era suficiente para dibujar la mejor de las sonrisas.

Para haceros llegar a vosotros esa sensación, he preparado unas fotos muy especiales para mí, con las que intenté recrear ese aire rústico y antiguo que tanto me gusta.
También os traigo mi primer relato. No sé si os he hablado alguna vez de que mi otra gran pasión es la escritura (de hecho, compartía mis relatos en otro blog) y, aunque últimamente mi pluma está algo cansada y mi mente nublada, voy a tratar de unir esta y mi otra pasión, la cocina y pastelería, en esta y mis próximas entradas. Espero que os guste. 

Bueno, vamos a entrar en faena. 

A continuación, os dejo, primero, con el relato y, luego, con el desglose de los utensilios, ingredientes y la  elaboración (muy muy sencilla):